Una final

Nuevamente Marisa Santos nos cuenta su experiencia en estos últimos partidos que ha disputado, donde cada encuentro era una final y con ello la única opción viable era ganar.

«Hace exactamente un mes (24/04/2012) escribía sobre esa lucha por la salvación que muchos equipos, desgraciadamente, hemos tenido que vivir y que para bien o para mal ha concluido.

No es fácil describir con palabras lo que se siente cuando te estás jugando algo así. En aquél artículo hablé un poco en general, y ahora después de lo vivido personalmente me gustaría compartir con vosotros, en la medida de lo posible, lo que sentí.

La fase de descenso empezó bastante mal para nuestro equipo, nos lo jugábamos todo a seis partidos, al principio teníamos margen de error, pero según fueron pasando las jornadas ese margen de error desapareció. Perdimos los tres primeros partidos, dos de ellos por poca diferencia en el tanteo, pero estaban perdidos.

Nos quedaban tres partidos, y ahora sí eran tres finales, no podíamos fallar y aun ganando los tres partidos si no ganábamos el “basket average” no nos asegurábamos la permanencia.

Con estos datos muchos pensaréis que pensar en la salvación era algo utópico, que estaba muy lejos, que era algo muy difícil de conseguir. Sí, tenéis razón si pensáis así, pero ahí está, era muy difícil de conseguir, pero no imposible y por ello creímos en nuestras posibilidades. Aun no estaba nada perdido por completo, podíamos hacerlo. Sólo teníamos que centrarnos, jugar como equipo y poco a poco llegarían los buenos resultados.

Las victorias fueron llegando, salvamos el primer “match point”, teníamos buenas sensaciones, era el momento de creer aunque por delante nos quedaba un largo camino.

Llegó el segundo partido y con él la segunda victoria consecutiva, sólo nos quedaba una final, LA FINAL, y por el resultado de los demás equipos del grupo, ahora sí dependíamos sólo de nosotras mismas.

Era un todo o nada, quien ganara se quedaría en la categoría, quien perdiera le tocaría pasar la próxima temporada en el “pozo”, lo sabíamos y como éramos conscientes de ello, salimos a “matar”.

Os puedo asegurar que desde dentro, cuando estás jugándote algo como esto, todo se ve muy diferente. Controlar los nervios los días previos a un partido tan trascendental es casi misión imposible. Piensas y piensas, le das vueltas a la cabeza, soñando y creyendo en la victoria, incluso se disputa el partido en tu cabeza sin ni si quiera haber llegado el día.

Pero el día llega, los nervios siguen ahí, pero empiezas a controlarlos un poco más. Sabes que tienes que estar concentrada 100% en el partido, no es momento de pensar en qué pasará o dejará de pasar, es momento de hacer que pase, de luchar, de dejarte todo en el campo, de intentar jugar tu mejor partido de la temporada y de que los nervios no te traicionen.

Para mí fue nuestro mejor partido de la temporada, todas estábamos muy concentradas, todas creíamos en la victoria y porque creímos en ella la conseguimos. Jugamos como un verdadero equipo, jugamos como una piña, todas unidas con la mente puesta en un único objetivo, la tan deseada victoria.

Y esa victoria llegó, defendiendo como jabatas, atacando con calma y orden, luchando cada balón, tirándonos por el suelo si era necesario.

Por fin sonó el pitido final por parte de los árbitros, el partido había concluido, la victoria era nuestra, la permanencia soñada estaba conseguida.

Saltos, abrazos, sonrisas de oreja a oreja que reflejaban nuestra felicidad y esa sensación que recorría todo mi cuerpo por el trabajo bien hecho, ese subidón de adrenalina que es difícil de describir.

Aún sueño con ese día, con aquél partido que no quiero olvidar… sólo me queda decir GRACIAS»

Artículo publicado en: http://www.vuestrobasket.com/ES/vPbArticulo.php?P1=809&P2=UNA+FINAL

Publicado por elecapo87

Especialista en MOOC (Massive Open Online Courses) y formación online. También le doy al marketing, redes sociales y contenidos. Cuando no hago eso, veo y comento series. Y siempre estoy del lado del baloncesto femenino.

Un comentario en “Una final

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: