El baloncesto femenino a la tele

El artículo que se muestra a continuación, ha sido publicado por Iria Villar en la página web de El País. Las anotaciones en color están realizadas por mí

«Televisión Española ha firmado un acuerdo con la Federación Española de Baloncesto  (FEB) para emitir 8 partidos del preuropeo femenino que jugará la selección este verano y, al menos, un partido semanal de Liga Femenina (máxima categoría) durante las dos próximas temporadas.Sin duda, una gran noticia para un deporte minoritario que, a pesar de sufrir los problemas económicos derivados de la crisis, sigue obteniendo grandes logros. La apuesta de la cadena pública por el baloncesto femenino es arriesgada, si se tiene en cuenta los bajos índices de audiencia de la liga ACB (máxima categoría masculina con la que TVE no ha renovado contrato). Lo que TVE no ha anunciado todavía es en qué canal emitirá los partidos, ni en qué horario, porque no es lo mismo que se pueda ver en La 2 que en Teledeporte, ni a las siete de la tarde en directo que a las dos de la madrugada en diferido. Esta temporada los partidos han sido retransmitidos los sábados a las 12:00 de la mañana por Teledeporte. Sería bueno que TVE al no tener prácticamente eventos deportivos, cambiara la hora para intentar atraer más público.

La repercusión mediática ha sido la eterna asignatura pendiente del deporte femenino, sobre todo de las modalidades de equipo.(La final de Euroliga obtuvo para marcatv un share del 1,3% y 160.000 espectadores, el partido ACB de ese fin de semana, Obradoiro – Fuenlabrada obtuvo tan sólo 75.000 espectadores) Su falta de espectacularidad respecto al masculino debido a la diferencia de la condición física entre hombres y mujeres es una razón relevante, y esto, al final, tiene más peso que los buenos resultados a la hora de atraer al público. Y más público significa más patrocinadores y, por lo tanto, más dinero para una actividad mayoritariamente subvencionada.Con permiso del fútbol, hay que decir que las cosas se están haciendo muy bien en España en cuanto a baloncesto se refiere, los logros alcanzados por los chicos son de sobra conocidos, los de las chicas, menos.

La selección española femenina es la tercera del mundo, después de haber ganado el bronce en el último mundial celebrado en la República Checa en 2010. Y aunque no ha logrado clasificarse para los Juegos de Londres (el acceso directo sólo era para el campeón del Europeo y los clasificados del 2º al 5º obtuvieron plaza para jugar el Preolímpico), España se afianza cada día como una potencia en baloncesto de mujeres a nivel de clubes. En 2011, el equipo salmantino, Perfumerías Avenida, se proclamó campeón de la Euroliga y Alba Torrens, actual jugadora del Galatasaray turco, fue nombrada Mejor Jugadora de Europa ese mismo año. El pasado 1 de abril, dos equipos españoles, Ros Casares y Rivas Ecópolis, protagonizaron, contra todo pronóstico y por primera vez en la historia,una final española de Liga Europea, que se llevó el conjunto valenciano. (aquí está disponible el partido completo)

Sin embargo, este hito del baloncesto femenino no acaparó ni la mitad de la atención de los medios de comunicación que había acaparado por el asunto Taurasi hace unos meses. Una jugadora del Galatasary (la mejor jugadora del mundo) que se negó a jugar con el uniforme impuesto por el Comité de la Mujer de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA). Una equipación más corta y ajustada que trataba de mejorar “la imagen del producto alejándose de las equipaciones extremadamente amplias, y así diferenciar el baloncesto femenino frente al masculino”, según palabras de Elisabeth Cebrián (Betty Cebrían, segunda jugadora en el ranking de internacionalidades del baloncesto español), exjugadora y  miembro de este comité. Varias asociaciones feministas pusieron el grito en el cielo en contra de la FIBA, que multó con 500 euros a Taurasi por cada partido que no jugase con la equipación nueva.

La medida, que rápidamente fue tildada de machista, no se lo pareció a Amaya Valdemoro, la baloncestista española con mejor palmarés. “Me gusta la nueva equipación, lo único que no me gusta es que se imponga”, dijo.  Y fue más allá, harta de la repercusión que estaba adquiriendo el asunto: “Hay asociaciones feministas que han denunciado esta medida sin ni siquiera saber cómo son el uniforme antiguo y el actual”. La jugadora internacional criticó a estas asociaciones por salir a la palestra solo ante estos casos de aparente tinte sexista. Valdemoro consideró que la actitud de estos grupos era más perjudicial que beneficiosa para este deporte. “Me gustaría ver a toda esta gente en los pabellones, apoyando realmente al baloncesto femenino”, zanjó la jugadora.

El tema de la equipación más ajustada (que tampoco lo era mucho más) es un asunto menor si tenemos en cuenta que las jugadoras de baloncesto profesionales en España no se consideraron como tal hasta que firmaron en 2008 el convenio colectivo para regular, por primera vez, sus condiciones de trabajo. Hoy en día, hay muchas jugadoras retiradas que han dedicado 20 años de su vida a este deporte sin haber cotizado ni un solo año en la Seguridad Social. Mujeres exdeportistas que hoy son invisibles para la Administración y que, con más de 35 años, se enfrentan al mercado laboral sin un solo papel que acredite su práctica deportiva. Este mismo convenio ya había sido firmado por los jugadores de baloncesto en 1990, casi 20 años de ventaja sobre las mujeres. La culpa de esto no la tienen los medios, o puede que sí… porque con una mayor difusión del deporte femenino en general y, del baloncesto en particular, las profesionales tendrían más voz a la hora de reivindicar los mismos derechos que los hombres.»

El baloncesto femenino español y más en concreto el profesional, aún tiene mucho trabajo por hacer. Está en vías de profesionalización, el acuerdo de hace unos años es un gran paso, pero hace falta que sea profesional, que las jugadoras puedan vivir de ello o por lo menos no malvivir, porque al fin y al cabo es su trabajo. Dedican muchas horas a entrenar, a jugar, a desplazarse de una punta a otra de España y en algunos casos de Europa, restándoles tiempo de estudio, de trabajo, de formación…

De todas maneras, se está trabajando muy bien en la presencia del baloncesto femenino en los medios de comunicación, queda mucho por hacer, pero se están plantando las primeras semillas.

Publicado por elecapo87

Especialista en MOOC (Massive Open Online Courses) y formación online. También le doy al marketing, redes sociales y contenidos. Cuando no hago eso, veo y comento series. Y siempre estoy del lado del baloncesto femenino.

Un comentario en “El baloncesto femenino a la tele

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: