8 razones por la que el baloncesto femenino es el mejor deporte

Descubre algunas de las razones por las que el baloncesto es el mejor deporte

Seguramente hayas recibido por respuesta al decir que te gusta el baloncesto femenino que eso no es deporte, que no es espectacular, que si las chicas no saben jugar… Pues bien, esta entrada va dedicada a aquellos que dudan de este maravilloso deporte.

Swin Cash de New York Liberty. Foto: MSG Photos

Swin Cash de New York Liberty. Foto: MSG Photos

La primera de todas ellas es que el baloncesto requiere un entrenamiento de todo el cuerpo. Katie Smith, ex jugadora de la WNBA y entrenadora asistente de New York Liberty lo explica: “necesitas tener un buen entrenamiento de cardio para ser capaz de subir y bajar durante todo el partido. Tienes que ser capaz de saltar y cambiar de dirección rápidamente. Además tienes que tener el componente de fuerza para apoyarse en los otros y aguantar los golpes”. Swin Cash, también de New York Liberty añade que “a la gente no le suele gustar subirse a una máquina y correr. La actividad en el baloncesto requiere de todo el cuerpo. Tienes que correr al máximo, flexionarte, usar la coordinación ojo-mano. Dentro del juego, hay elementos de muchos otros deportes y tienes que estar en constante movimiento en ambos lados de la pista”.

Carolyn Swords, pívot de New York Liberty, destaca que en “en mi posición, estoy constantemente haciendo fuerza (defiendo a las interiores y cerrando el rebote). Por lo tanto, tengo que tener un buen estado de forma y tener la espalda y los hombros fuertes. Todo tiene que ver con ser muy explosiva para poder llegar al otro lado rápido y tener un buen primer paso”.

También hay que trabajar la parte mental. En baloncesto es tan importante la parte física como la mental, “tienes que ser capaz de ejecutar las jugadas. Pasan las jugadas muy rápido y tienes que reaccionar rápidamente y darte cuenta de ello. Me encanta eso y el desafío que produce. Por eso, el baloncesto es tan agradecido”, comenta Katie Smith.

Complementando al aspecto físico y mental aparece la nutrición, convirtiéndose también en otro aspecto clave del baloncesto femenino.  En este apartado son las jugadoras las que conocen mejor que nadie su cuerpo y lo que necesitan, así Swords declara que “necesito recargarme de manera adecuada para los partidos y para ello como un montón de frutas y verduras. Además, me aseguro de consumir suficientes proteínas para conseguir más fuerza”. Cash, en cambio, comenta que “me encanta el pescado, no soy una gran consumidora de carne pero lo suplemento con batidos de proteínas, comiendo almendras o con cosas que pueda llevar. También me gustan mucho los dulces y también los incorporo. Simplemente es cuestión de equilibrio”.

La cuarta razón nos lleva a que el baloncesto es un juego sencillo. Lo único que se necesita son un par de zapatillas y un balón, quizás una pista y un aro pero aún sin ellos también puedes hacer manejo de balón.

Otro aspecto clave es la elección del tipo de zapatillas. Altas, bajas, medianas… Aquí, cada jugadora tiene su propia elección pero Swords lo tiene claro “me gusta llevarlas altas porque juego cerca del aro y hay más pies con los que me puedo tropezar, así tengo un mayor agarre del tobillo”.
La sexta razón es que tu equipo es tu familia. Aunque se hagan entrenamientos de manera individual, realizarlos con alguien multiplican las posibilidades de ejecución. Además, “es muy útil tener un compañero cerca para recibir ánimos. Además, pueden ayudarte a hacer mejor el ejercicio y aconsejarte. La dinámica de equipo en baloncesto es muy importante”, finaliza Swords.
A pesar de que el equipo es fundamental, también se trata de un deporte individual ya que “las mejoras de las habilidades se producen de manera individual. Las jugadoras pasan mucho tiempo en el gimnasio, haciendo trabajo de balón, tiro, cogiendo sus propios rebotes. Eso es lo que me gusta, que haya un componente individual en el juego”, añade Smith.
Y por último, tú también puedes aprender a saltar. Y aunque la velocidad sea la única capacidad física básica marcada con un claro componente genética puedes trabajar el resto (fuerza, resistencia y flexibilidad). Swin Cash lo tiene claro “siempre he escuchado que la práctica no nos hace perfectos pero la práctica ayuda a que los músculos tengan memoria a la hora de repetir el ejercicio”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s