¿Igualdad? Sí, por favor

Carta de un aficionado ante el descenso de Movistar Estudiantes

Acaba de consumarse un descenso de uno de los clubes históricos de máxima categoría nacional, Movistar Estudiantes, con balance de 0 de 22 (aún quedan 4 jornadas por disputarse) y del aproximado centenar de menciones en RRSS y la veintena de artículos relatando la noticia aún no he visto una crítica a la gestión ni a la planificación de la temporada por parte del club.

¿Igualdad? Sí, por favor

En estos días que tanto se aboga por la igualdad de género es triste y a la vez indiscutible que no podemos hablar de ella en este deporte, pero sí podemos debatir sobre de que manera se puede contribuir a dicha igualdad y en este aspecto me sorprende enormemente y de manera negativa la compasión e indiferencia con la que se trata este descenso, más aún en un país en el que todos somos entrenadores, presidentes y críticos profesionales de cualquier materia.

Desde mi experiencia como consultor deportivo y aún comprendiendo el contexto, no puedo dejar de hacer un ejercicio de igualdad. No alcanzo a imaginar ningún deporte masculino, de cualquier categoría, que tras una temporada tan ridícula como esta, se trate de analizar los errores, buscar responsables o pedir explicaciones. Sólo veo compasión que parece más propia del Minibasket formativo que de un equipo de tal nivel.

No me puede dejar de llamar la atención que ese legendario escudo pase por la máxima categoría del baloncesto femenino con más pena que gloria y que ningún abonado, aficionado o periodista ponga el grito en el cielo por la gestión realizada. No se trata de buscar culpables, porque cuando una temporada es tan ridícula, no hay un solo culpable, son muchos factores lo que contribuyen a ello, pero indudablemente hay decisiones clave que creo que influyen de manera fundamental en que ese equipo no haya ganado ni un solo partido y ninguna de ellas ha sido analizada, ni criticada, ni siquiera comentada.

El tópico de la diferencia presupuestaria es el mejor aliado para escurrir el bulto y parece que complace rápidamente a los escasos espíritus críticos que afloran en el entorno y que enseguida dan por hecho algo que no es público como el presupuesto. Por lo que he podido saber, el presupuesto más bajo de la categoría se metió en la Copa de la Reina y ha ido dando recitales de juego por toda la Liga. En cambio, uno de los presupuestos más altos está en zona de descenso con 3 victorias de 22 posibles, lo que desmonta dicha teoría rápidamente.

La indiferencia, la autocomplacencia y la compasión no me parecen los mejores aliados para pretender alcanzar una igualdad a día de hoy utópica. La igualdad debe nacer de la máxima exigencia del alto nivel, de la pasión de los aficionados por sus clubes, del trato crítico de los medios que hagan que mejores a los clubes, aquello de que el halago debilita y la critica fortalece parece brillar por su ausencia en este caso, pese a la necesidad de crear un deporte femenino cada vez más fuerte. Ojalá consigamos dicha igualdad algún día, pero no parece ser este el camino.

Atentamente, un aficionado que solo quiere ver crecer este deporte.

Anuncios

2 comentarios en “¿Igualdad? Sí, por favor

  1. Pingback: Carta de un aficionado ante el descenso de Movistar Estudiantes | Quisqueya Sera Libre

  2. Pingback: Muchas cosas por decidir en la última jornada de Liga DIA – Baloncesto femenino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s